Spanish English Finnish French Italian Portuguese

Condenado a cuatro años de prisión por construir su propio circuito

Ha sido el pionero en el freestyle sobre un quad y ahora se enfrenta a una condena de cuatro años y medio de prisión por intentar hacer un circuito de motocross en su finca. Una sentencia que no tiene precedentes en la justicia española.

Cuatro años y medio de prisión y 5.000 euros de multa por mover tierras en su propia finca particular para que su hijo entrenara motocross. Ni más ni menos, ahí queda la cosa. A Hugo Arriazu se le ha caído el mundo encima por un juez que ha decidido que la sentencia más dura en medio ambiente tiene que ser para el motocross. Tras una denuncia de los agentes forestales en 2011, la Audiencia Provincial de Madrid ha decidido que el ex-piloto de quads debe ir a la cárcel.

-Hugo, Cuéntanos cómo comienza todo este lío.
«La finca en cuestión es un terreno mío de 6 hectáreas en Colmenar del Arroyo, a 60 kilómetros de Madrid, que linda con otra finca con un chalet y unos hangares, pegada a la autovía M-501 y que la compré con toda la ilusión del mundo para poder entrenar yo cuando era piloto de freestyle y para que mi hijo tuviera un lugar de entrenamiento de MX. Eso fue en el 2007 y al principio no tuve ningún problema».

-¿Tenías todos los permisos?
«Mi intención era hacer una vivienda para quedarme allí, no me pusieron pegas porque la única condición era que debía tener más de 4 hectáreas, aunque era zona rústica que era protegida pero que sí se podía edificar. Me acerqué a Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y pregunté si podía mover tierras. Me dijeron que sí pero que no podía arrancar árboles ni aportar tierra de otro lugar. Hice un trazado, que no es un circuito porque no cumple las normativas. Son sólo 2,5 metros de ancho para que mi hijo pudiera montar en moto. Tengo luz, tengo agua y una valla normal de las de malla como cualquier finca».

Los agentes forestales han llegado a entrar en mi finca de manera ilegal y no les ha pasado nada

-¿Cuándo empezaron los problemas?
«En 2011 nos denunciaron los forestales, diciendo que no podía montar en moto. Yo no quise problemas y dejé de montar en moto allí, nunca me dijeron que tenía que poner el terreno como estaba antes, nunca me dijeron que era ilegal. Me preguntaron si había pedido permiso, les dije que había estado en Medio Ambiente y que no me habían puesto problema, pero mi gran error ha sido que no les pedí ningún papel para poder demostrarlo. Ellos han llegado hasta el punto de entrar en la finca sin permiso, se han saltado la legalidad, han cortado la valla para entrar en una finca privada, pero eso son cosas que lógicamente no puedo demostrar con pruebas. Yo lo dejé todo parado porque no quería tener más problemas, pero llegó el juicio y la sorpresa de que me pedía cuatro años y seis meses de cárcel más 5.000 euros de multa. Parece ser que el juez me vio cara de ser muy peligroso y de atentar contra la vida de quien sea y aceptó esa petición de la acusación. También dijeron que había miles de metros cúbicos de tierra removidas cuando en el propio informe de los forestales pone que son 300 metros cúbicos».

-¿Qué explicación le ves a esta condena?
«No lo entiendo, nadie lo entiende, incluso abogados que trabajan en el Ministerio de Medio Ambiente con los que he hablado me han comentado que no es normal, que no entienden esta condena. Lo normal según me han dicho estos abogados es que haya una sanción administrativa, pero se han quedado alucinados de la dureza de la sentencia».

-¿Cuál es el siguiente paso que vas a dar?
«Está todo recurrido y lo hemos puesto en manos del Tribunal Supremo. Mi abogado ya ha presentado el informe y ahora nos toca esperar. No sabemos cuándo saldrá la decisión del Supremo».

-Los apoyos te están llegando por todas partes, según veo.
«Estoy recibiendo apoyos de todas partes, de pilotos de primera fila y de mucha personas anónimas, sólo tengo palabras de agradecimiento hacia ellos. Un millón de gracias porque en realidad somos deportistas, no somos delincuentes. Pero parece que es más fácil ir a por los que no molestan y en mi caso por intentar que mi hijo pueda disfrutar de la moto sin molestar a nadie».


-¿Cómo le va a afectar esto a tu hijo Hugo en su carrera deportiva?
«Yo no voy a parar, voy a seguir apostando por mi hijo, creo que es un buen piloto, es un profesional y no lo vamos a dejar por esta historia. Llevamos años luchando, no tenemos casi apoyos, como muchos otros pilotos, pero somos competitivos, nos gusta luchar y nadie nos va a parar, y mucho menos cuando hay una injusticia de por medio».

A través de la plataforma change.org se ha organizado una recogida de firmas para que se anule esta sentencia. Si quieres apoyar a Hugo, pincha en este enlace

 

 Fuente:soymotero.net